Desconocimiento médico de los beneficios del ejercicio dificulta la adhesión de los pacientes

Pacientes nos han preguntado ¿Por qué no hemos implementado este proyecto de ejercicio en red para las enfermedades crónicas más rápido?, en este artículo publicado en el diario El Mercurio editado por un ministro de salud y un destacado kinesiologo se clarifica parte de las dificultades con las que nos hemos encontrado para una rápida implementación de la red XEA.

Sábado 07 de mayo de 2016

 

La actividad física debe ser recetada

 

Señor Director:

La inactividad física constituye la cuarta causa de muerte en el mundo. Chile es un país sedentario y, por lo tanto, con mucho riesgo. Así lo confirman los registros entregados por las "Encuestas Nacionales de Hábitos de Actividad Física y Deportes", que se realizan cada tres años desde 2006, que señalan que en promedio más del 85% de la población chilena es inactiva, asumiendo un gran impacto no solo en la calidad de vida de los ciudadanos, sino que también en la carga económica y asistencial que significa para el sistema de salud público chileno.

 

La evidencia científica al respecto es categórica, por lo que se hace prioritario considerar a la actividad física y el deporte como una herramienta terapéutica efectiva al momento de combatir una serie de enfermedades crónicas no transmisibles, de la misma forma en que lo hace un antibiótico para una enfermedad bacteriana o un analgésico para aliviar un cuadro de dolor.

 

Pero, ¿están preparados los médicos que egresan de las universidades de nuestro país para prescribir la actividad física como si fuera un imprescindible fármaco o remedio?

 

Al parecer no, pues al realizar una revisión de todas las mallas curriculares de las 29 escuelas que imparten la carrera de Medicina en el territorio nacional, se evidencia que solo el 7%, es decir, solo dos de ellas, presenta dentro de su currículum al menos una asignatura relacionada con la actividad física y el deporte, y lo que resulta más sorprendente aún es que ninguna de ellas es estatal.

 

Debemos centrar el foco básicamente en la salud y no en la enfermedad de las personas, fomentando las actividades de prevención, promoción y autocuidado, considerando de forma efectiva e impostergable la incorporación de la prescripción de la actividad física en la propuesta académica de los futuros médicos de nuestro país.

 

Guillermo Droppelmann
Dr. Jaime Mañalich

Departamento de Salud Pública Universidad de los Andes